jueves, 8 de septiembre de 2011

TENDENCIAS DE PEINADOS PARA BODAS DE OTOÑO

Muchas novias e invitadas buscan peinados especiales para su boda de otoño, pero no saben muy bien qué forma es la adecuada, ya que debe ir acorde con su personalidad, el estilo del vestido o, incluso, la época del año. Por eso, vamos a hacer un repaso a los tres peinados más de moda, con el fin de ayudaros a decidir o daros ideas para este otoño.

1. Inspiración años 50
Las mujeres más románticas, que adoren las reminiscencias vintage y sean unas enamoradas de lo clásico, serán perfectas portadoras de un estilo inspirado en los años 50. Entre los peinados de esta época nos quedamos con las ondas, uno de los emblemas de la feminidad y la sensualidad.

Las ondas son propias de la inclinación pin up y pueden llevarse, tanto con el cabello suelto, como recogido. Muchas actrices han sucumbido a sus encantos han transformados sus looks con resultados espectaculares. Tal es el caso de Scarlett Johansson y Katherine Heigl en corto y Megan Fox en largo.



2. Trenzas
El gran auge que han tenido las trenzas los últimos años las han convertido en uno de los peinados estrella en pasarelas, alfombras rojas y demás eventos de relevancia en el mundo de las celebrities. Con ellas, podréis conseguir un estilismo envuelto en un halo de inocencia y con un aire hippie, sin renunciar a las últimas tendencias.

Son perfectas para vestidos discretos y pueden resultar muy últiles en otoños calurosos, puesto que un recogido de este tipo nos aislará más del calor. Nosotras nos quedamos con la versión de Jessica Alba, aunque Ana Hathaway y Rachel McAdams también las han llevado de manera impresionante.



3. Moño de bailarina
Los moños de bailarina son la opción más elegante y la más frecuente en la mayoría de las ceremonias, puesto que no le restan nada de protagonismo a los vestidos llamativos o voluminosos. Existen dos formas de llevarlo, en la coronilla, propio del mundo del ballet, y en la nuca, más clásico.

Si queremos dar un aire más juvenil y desenfadado a este recogido, sólo tenemos que restarle tirantez y dejar caer algunos mechones. Por el contrarío, un moño apretado puede quedar muy sofisticado, sobre todo, en mujeres maduras.