miércoles, 8 de junio de 2011

LOS AÑOS 50 INSPIRAN A MANUEL MOTA EN EL DISEÑO DE SU ÚLTIMA COLECCIÓN DE VESTIDOS DE NOVIA


Manuel Mota apuesta por una colección de líneas puras y delicadas, inspiradas en las siluetas de la alta costura de la década de los 50, con tejidos suaves y escotes ultrafemeninos. La nueva colección de vestidos de novia 2012 está dirigida a una novia elegante que rompe con el estilo clásico.

Hay dos elementos clave que destacan y vehiculan toda la colección: el tul como tejido estrella, y las plumas en todas sus variantes posibles. Además, Manuel Mota propone una revisión de los volúmenes fluidos tipo vestal tanto para vestidos filiformes como de línea A.

Triunfan los vestidos que dejan descubiertos los hombros, el escote palabra de honor alto media luna, o el escote corazón velado con chaquetas, boleros o ponchos cortos en gasa o encaje, asimétricos o halter.

El tul es el tejido estrella de la colección, una apuesta clara y decidida. El tul sedoso, el tejido más etéreo, volátil y evocador tanto para las novias más minimal, con vestidos de talle imperio, como para los vestidos de grandes volúmenes a base de la superposición de varias capas de este tejido que vela y desvela multitud de efectos y sugerentes transparencias.

Las plumas cobran gran protagonismo en estas propuestas: de avestruz o de oca, bordadas en cristal o plata, de tela troqueladas en organza o en tul aplicadas en escote, bustier, mangas, talles o recubriendo faldas de gran vuelo en los bajos de vestidos camiseros semitrasparentes.

Los encajes también están presentes, con pailletes o destellos nacarados o de luz, así como los bordados de inspiración vintage en plata vieja mezclada con microcuentas de porcelana para suavizarla realizando formas florales o diseños de joyería en tonos lacados.

La paleta de colores presenta unos tonos románticos y ligeros para un look ultrafemenino, lleno de blancos naturales o en todas sus tonalidades, además de suaves tonos pastel tanto en tejidos matizados como nude, verde agua, malva, melocotón, salmón y ópalo.