lunes, 4 de julio de 2011

BODA REAL EN MÓNACO, LA ALFOMBRA ROJA

 Alberto y Charlene de Mónaco, el beso con el que los príncipes sellaron su unión ante los monegascos y los más de 4.000 invitados a una ceremonia que ha sido retransmitida por 170 cadenas de televisión de todo el mundo. La novia, de Armani y con una cola de 20 metros, lució radiante. Alberto y Charlene inician una nueva vida en común.
 Alberto y Charlene ya son marido y mujer. Los príncipes de Mónaco, a su salida del Palacio donde se celebró la boda, pasean sobre una lluvia de pétalos blancos.
 Andra Casiraghi y Tatiana Santa Domingo, su novia. La pareja desfiló por la alfombra roja.
 Carlota Casiraghi, con tocado para acompañar al sencillo y elegante vestido de Chanel.
 Carolina y Estefanía de Mónaco, las hermanas del novio, entre las más elegantes.
 La modelo Silvia Silvstedt, a su llegada a la Boda Real de Mónaco entre el Príncipe Alberto II y Charlene Wittstock
 La modelo Karolina Kurkova, de azul, y con tocado del mismo color.
 Máxima de Holanda, de amarillo mostaza y con pamela.
 Pierre Casiraghi y Beatriz Borromeo, a su llegada al Palacio donde se ofició la boda religiosa.
Príncipe Eduardo y Sophie Rys- Jones, en el enlace monegasco.