lunes, 6 de junio de 2011

EL VESTIDO DE NOVIA DE CATALINA SE EXPONDRÁ EN PÚBLICO


Los británicos y turistas podrán apreciar el traje, velo, pendientes de diamantes y zapatos que utilizó la joven el día de su matrimonio con el príncipe Guillermo.
El vestido de seda y encaje que lució Catalina en su boda con el príncipe Guillermo el pasado 29 de abril será expuesto al público este verano (boreal) en el Palacio de Buckingham.

De esta manera, británicos y turistas podrán disfrutar del elegante y sencillo traje de color marfil y blanco satinado, escote corazón y una cola de casi tres metros, diseñado por la británica Sarah Burton para la casa Alexander McQueen durante la tradicional apertura veraniega de la residencia oficial de la reina Isabel II, del 23 de julio al 3 de octubre, precisó la Royal Collection.

El vestido está compuesto por un corpiño de gaza de color marfil, recubierto por encaje Chantilly, que forma el escote y las mangas largas, y una voluminosa falda con aplicaciones de encaje que se alarga con la cola de 2,7 metros.

Junto al traje se exhibirán también el velo bordado, la tiara prestada por la propia soberana -abuela del novio-, los pendientes de diamantes y los zapatos que lució la joven en su presentación al mundo como princesa.

Para completar la exposición nupcial, en el salón de banquetes de Estado se mostrará además el pastel de bodas de ocho pisos creado por la famosa repostera Fiona Cairns, recubierto de un espeso glaseado blanco y 900 flores de azúcar.

Los invitados a los dos banquetes de boda tuvieron que contentarse con mirar la espectacular tarta, y sólo degustaron el pastel de chocolate confeccionado a partir de las galletas preferidas del príncipe Guillermo.

El palacio de Buckingham abre tradicionalmente las puertas de varias de sus habitaciones de Estado durante el verano, coincidiendo con el traslado oficial de la reina y de su familia al palacio de Balmoral, en Escocia.