domingo, 27 de octubre de 2013

Vestidos de Fiesta blancos


El blanco es un color que no solo está pensado para las novias, también es un color ideal para vestidos de fiesta. Esta temporada está muy de moda, eso si no está destinado para bodas.

El blanco se mantiene como uno de los colores de moda de esta temporada. Las famosas no pierden la oportunidad para sumarse a esta tendencia en cualquier fiesta. Desde vestidos a monos, pasando por algunos trajes. No hay una única forma de llevar el blanco de fiesta este invierno, cada una escoge la que más le favorece.

Estamos viendo cómo el blanco en sus distintos looks pasa del minimalismo más amplio y holgado para ceñirse al cuerpo y no despegarse. Tenemos el ejemplo del vestido de Amy Adams. Con un diseño de Antonio Berardi la actriz opta por un diseño tubo al cual Lea Michele coge el testigo solo que con un mono con bustier palabra de honor y pantalones capri de Calvin Klein Collection. Mejor combinado con unos zapatos en negro de generosa punta.

El escote halter es uno de los más favorecedores para algunas, como Olivia Munn, quien luce bien guapa con este diseño de Viktor & Rolf con un mínimo detalle fruncido en la cintura mientras queCamila Alves prefiere un Max Mara con un escote lágrima. Al final ambas buscan el contraste en la parte superior y triunfan.

No aptos para todas. Menos aún si es Joan Smalls una de las que los lucen. La top model número uno del momento puede con este diseño de Alexander Wang y con cualquier otro. Las diferencias conNaya Rivera son más que evidentes. La prueba de estilo y de cómo lucir un escote pronunciado o escoger bien el mono. El de Pamella Roland mejor dejarlo a un lado.

El blanco tiene en el negro su mejor compañero. No fallan juntos y la prueba es la multitud de estilismos que vemos de este estilo. Dos de los más recientes nos dejan ideas diversas pero con puntos comunes: Julianna Margulies opta por un traje de Michael Kors mientras que Malin Akerman lo hace por un vestido corto y asimétrico en el bajo de Christian Siriano.

No todo tiene porque ser el blanco más puro, también hay otras versiones que a poco que se les suma el color ganan encanto. Lo demostró Julia Roberts de Elie Saab, de las pocas que optan por un diseño menos ceñido, u Ophelia Lovibond, esta vez con un top de pequeñas tachuelas redondeadas y doradas de Burberry Prorsum. Un blanco con color o con brillos para buscar un enfoque distinto.